Filosofía para niños y adolescentes

PAPÁ, MAMÁ, QUIERO 10 COSAS

Papá, mama, tengo muchos juguetes, muchas fotos mías por toda la casa, muchos vídeos que me habéis hecho, veo mucha televisión, tengo muchos deberes y actividades extraescolares, juego mucho, me muevo mucho, me enseñan muchas cosas en el colegio, tengo mucho de todo…

Sin embargo, quiero que me deis diez cosas más, por favor. Solo son diez. No pido tanto. Estoy seguro que me las podéis dar. Sé que con ellas seré muy feliz. Renunciaría a muchas de esas cosas que tengo a cambio de disfrutar de estas diez que os pido.

Yo os hago la lista y luego me decís si me las podéis ofrecer. Y si no podéis dármelas vosotros mismos, pues facilitadme que alguien me las dé, por favor.

 

1 – Quiero aprender a pensar. Nadie me enseña a pensar y tengo muchas cosas en mi cabeza que no sé cómo ordenar. Mis maestros y maestras no pueden dedicarse a mí en exclusiva para enseñarme a pensar. Todas las actividades extraescolares y campamentos de verano a los que me apuntáis son para hacer deporte, baile, música o idiomas. ¿Cómo voy a tener un buen presente y un buen futuro si no sé pensar? ¿Cómo voy a solucionar mis retos y problemas si no sé pensar? ¿Cómo sé qué decisiones tomar en mi vida si no sé pensar? ¿Cómo voy a tener criterio si no sé pensar? ¿Cómo voy a tener una buena profesión y ser un buen profesional si no sé pensar?…

 

2 – Quiero no tener miedo. Desde que nací tengo miedo ante ciertas situaciones y personas. También veo que a vosotros os pasa lo mismo. Así que entiendo que siempre tendré miedo. Lo acepto, vale, pero no quiero que el miedo me bloquee e inutilice constantemente. El miedo me quita libertad, me limita, me congela la vida y me hace esclavo de lo que me lo provoca. No quiero que el miedo me domine, quiero dominarlo yo a él.

Si me enseñáis a no tener miedo, me enseñaréis a pensar.

 

3 – Quiero decir SÍ. Ya sé que con un NO corro menos riesgos que con un SÍ, pero yo quiero conocer cosas y personas nuevas. Quiero tener nuevas oportunidades y disfrutar de nuevas experiencias. Quiero tener amigos. Querré tener pareja en algún momento de mi vida y poder amar. He descubierto que el NO me paraliza y yo quiero crecer. Quiero ser optimista y positivo. Quiero dejar de quejarme por todo. Quiero involucrarme y colaborar, ser participativo.

Si me enseñáis a decir SÍ, me enseñaréis a pensar.

 

4 – Quiero que me convenzáis, no que me mandéis. Si me mandáis no me queda más alternativa que aceptar ese mandato. Si me convencéis, me haréis sentir que eso es bueno para mí. Me ayudaréis a poder elegir y decidir. Si me convencéis me afirmaréis, mientras que si me mandáis me negaréis. Si me convencéis me daréis importancia. Si me mandáis, haréis que me sienta inferior. Si me convencéis, me enseñaréis a empatizar. Si me mandáis, mi cerebro no sentirá placer. Si me mandáis no aprenderé.

Si me convencéis, me enseñaréis a pensar.

 

5 – Quiero hacer lo que me gusta. Hay situaciones que me encantan, que me puedo pasar horas haciendo eso que me apasiona. Quiero poder dedicar mi energía y mi atención a hacer eso que tanto me gusta. Quiero poder enfocar mi inteligencia hacia eso que me apasiona. Si me apasiona es porque se me da bien. Si no me permitís poder hacer lo que me gusta, me estaréis matando en vida. Quiero poder ofrecer todo mi amor a eso que me gusta y cuidarlo.

Si me permitís hacer lo que me gusta, me enseñaréis a pensar.

 

6 – Quiero soñar. Cuando sueño con los ojos abiertos, imagino muchas cosas. Soy capaz de ver situaciones sin que hayan ocurrido. Cuando sueño, tengo ilusión por mis cosas, por mi vida, la cual quiero poder diseñar. Quiero automotivarme. He leído en un cuento que quienes sueñan son capaces de cambiar las cosas que no funcionan, que son, incluso, capaces de mejorar la vida de otros y de cambiar el mundo. Yo quiero poder y saber soñar. Por favor, enseñadme a soñar, que ya aprenderé también a ser realista y responsable. No me impidáis crear sueños y perseguirlos, por favor.

Sé que si me enseñáis a soñar, me enseñaréis a pensar.

 

7 – Quiero sentir. Ya sé que siento, pero a veces no sé cómo gestionar esas sensaciones y sentimientos. A veces me altero porque no me conozco bien a mí mismo. Quiero poder conocer muy bien mis sentimientos, porque así sabré cómo reaccionaré ante las cosas que me pasen. Además, podré saber qué sienten los demás. Podré empatizar con ellos y ellas. Así los podré comprender. Si potencio mis sentimientos buenos, percibiré mejor las cosas y mi vida será más placentera, de más calidad y más feliz.

Sé que si me enseñáis a pensar mis sentimientos, aprenderé a sentir mis pensamientos. Es decir, me enseñaréis, pues, a pensar.

 

8 – Quiero sentirme libre. Cuando me siento libre, me veo más capaz de hacer cosas. Estoy mucho más relajado. Me lo paso mucho mejor. Tengo muchas más ideas. Me siento más pletórico. Quiero que me enseñéis a ser y sentirme libre. He leído que si me siento libre, no me dejaré influenciar con tanta facilidad por quien me quiera dominar. No seré esclavo de nada ni de nadie. Tampoco dominaré ni utilizaré a los otros, porque también han de ser libres.

Si me enseñáis a sentirme libre, me enseñaréis a pensar.

 

9 – Quiero ser y existir. Quiero ser yo. Quiero poder contar conmigo mismo primeramente, para después poder existir y contar con los demás. Me tenéis que aceptar tal y como soy, ya que así aprenderé a aceptarme a mí mismo y a no crearme una imagen que no se corresponda con lo que soy. He leído que cuando sea yo mismo y me acepte, entonces no me sentiré frustrado porque habré dado el máximo de mí. No quiero que la frustración forme parte de mi vida. Esto no, por favor. Esto no.

Así que si me enseñáis a contar conmigo mismo y luego con los demás, me enseñaréis a pensar.

 

10 – Quiero amar. Os quiero mucho y sé que me queréis con locura. También veo que os amáis vosotros, por eso yo también quiero poder amar a otra persona cuando llegue ese momento. Una vida sin amor, es una vida mediocre y yo no quiero una vida así. No quiero que el odio forme parte de mis sentimientos, prefiero amar. Quiero arriesgarme a amar porque sé que esa es una cosa muy buena. Pocas cosas hay mejor, diría que ninguna, aunque a veces amar me cause sufrimiento. Sé que si me dais las nueve cosas anteriores de esta lista, sabré amar de verdad

Así que si me enseñáis a amar, me enseñaréis a pensar.

 

Gracias

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.